En Busca de la Felicidad ! Kitsch



En Busca de la Felicidad

El kitsch es algo más que un movimiento decorativo.

Pero si hablamos de decoración es el antítesis del Zen y el Minimalismo, donde todo vale para expresar y muchas veces es calificado de extravagante donde todo "vale" no por el valor específico de las piezas, ya que pueden ser de los más variadas, como recuerdo y hasta artículos de imitación que como bién sabemos se obtienen en tiendas de bajo coste. 


No existe ninguna palabra en castellano que sea sinónimo de este término de origen alemán,  la palabra alemana kitsch está asociada al verbo kitschen, que significaba ‘barrer mugre de la calle’. 
El kitsch apelaba a un gusto vulgar de la nueva y adinerada burguesía de Múnich que pensaba, como muchos nuevos ricos, que podían alcanzar el estatus que envidiaban a la clase tradicional de las élites culturales copiando las características más evidentes de sus hábitos culturales. 
Lo que encierra el significado de esta palabra es una expresión artística que surge de la necesidad de expresar la felicidad de una clase media sin grandes metas intelectuales. 
Lo kitsch se limita a buscar el placer por la ostentación y por el derroche de formas y colores. Fruto del consumismo, esta tendencia está totalmente en contra de lo funcional.


Esto dio pie a la creación de mansiones en las que se mezclaban caóticamente estilos como el barrocoflorentinogótico y el rústico usado en las misiones de la misma California.

La moda kitsch en la decoración no ha aparecido como un hecho aislado y tampoco es un fenómeno de ahora, es el arte decorativo desarrollado en el área de Los Ángeles en California durante las décadas 10 al 30 del Siglo XX, cuando la zona vivió un gran desarrollo económico debido a la agricultura y el éxito de la Industria cinematográfica de Hollywood, lo que creó una generación de gente emigrada de Europa recién adinerada que intentaron recrear el estilo de los nobles europeos; aunque hay que reconocer que en este momento se encuentra en la cresta de la ola, sobre todo, por cierto 'revival retro'.

Sólo hay que mirar a nuestro alrededor para comprobar que las formas aparatosas y complicadas vuelven: lo ochentero regresa con más fuerza que nunca. 

El Color 
El kitsch aporta todo su colorido a nuestras grises ciudades y los interiores de algunas casas. El color vuelve a nuestras vidas para alegrarlas.Predominan los colores rosa chicle, azul cielo, rojo y en definitiva cualquier tipo de estampado que sea llamativo y original.
Se imponen los contrastes. Las texturas utilizadas son también muy variadas: el alambre, las pieles sintéticas, el cristal y, sobre todo, los elementos que se funden para conseguir un espacio único.


Los Materiales
Los materiales utilizados suelen ser a menudo imitaciones de otros más caros. 
Como ejemplo podemos citar: mayólicas que simulan mármol, adornos de resina simulando pedrería fina o piezas de plástico que simulan metales.
Curiosamente, los objetos pueden ser atractivos individualmente, pero la forma en que se ordenan, superponiéndose de un modo anárquico, da como resultado un conjunto que parece desafiar las premisas del buen gusto.



Foto: Margarita Garza http://margaritagarza.blogspot.com/

                       http://www.estiloambientacion.com.ar



Share this:

ABOUT THE AUTHOR

Amante de la decoración y en especial la pintura, técnica y aplicación